LAS CASAS DE LA NASA HECHAS POR HONGOS

Los expertos de la NASA están trabajando en la construcción de nuevas estructuras a base de hongos, más específicamente usando sus hilos, conocidos como micelios. 

Cuando estos hilos crecen, se ramifican y forman estructuras tan complejas como precisas, algo que los expertos buscan aprovechar para el armado de novedosas estructuras súper resistentes.

Es un un proyecto con el que se pretende construir viviendas sustentables y fáciles de trasladar a cualquier destino, sea cual sea,y que a su vez ayude a reducir la contaminación en la Tierra.

Este producto podría ser una solución buenisima para construir viviendas tanto en este  planeta como en los otros planetas. 

Cada vez parece más cercano la idea de vivir en otros planetas, esta innovadora tecnología permitirá a los humanos habitarlos planeta al resguardo de una vivienda confeccionada con hongos inactivos.

 Según los investigadores, el material que se obtiene de los micelios es aún más resistente que el hormigón o la madera. Así que cuando una misión llega a su destino, los astronautas añadirán agua a la estructura para que los hongos crezcan y conformen una casa.

Esta iniciativa pretende programar los micelios para conseguir nuevas estructuras, y fabricar materiales resistentes que se podrían usar como ladrillos ecológicos.

Esta idea permitiría a seres humanos que vayan por primera vez a habitar Marte, la Luna u otro planeta tener una vivienda compacta hecha a base de hongos inactivos. 

Esta investigación parte de un campo de estudio conocido como biología sintética, que se fundamenta en la idea de diseñar organismos que puedan ser programados o reutilizados para cumplir nuevas funciones.

NASA: ¿los futuros hogares en la Luna y Marte estarán hechos de ...

El objetivo es poder trasladar estructuras de bajo peso en un largo trayecto como el comprendido entre nuestro planeta a la Luna,  Marte o quien sabe que otro lugar del universo.

Al diseñar un producto pensando en la inmensidad del espacio infinito, la libertad para experimentar es libre con nuevas ideas y materiales distintos que los propuestos en la Tierra. Después de que estos prototipos cumplan con el propósito para los que estan diseñados pensando en otros mundos, podemos traerlos de vuelta a nuestro planeta.

Una vez en el destino elegido las casas se construirán simplemente añadiendo agua a la estructura base y así los hongos crecerán hasta darle forma a un hogar sustentable.

Para que los hongos sobrevivan necesitan nutrientes, al igual que cualquier otro organismo vivo. El micelio se alimentará de cianobacterias, que son capaces de hacer fotosíntesis, quiere decir, que esta bacteria necesita la luz solar para transformar el agua y el dióxido de carbono en oxígeno y alimento para los hongos.

Estas casas se compondrán básicamente por tres capas: 

La capa exterior estará construida a base de hielo, que se haría con agua extraída de la Luna o Marte. Esta capa también tiene la función de proteger a sus habitantes contra la radiación. 

La segunda capa estará hecha por cianobacterias que se nutrirán del agua de la primera capa y que gracias a la fotosíntesis suministrará  oxígeno y nutriente para los huéspedes humanos.

La tercer capa de estas viviendas que estaría construida por micelios. Esta capa crecerá y conformará una pared orgánica y resistente en un ambiente contenido. 

Una vez que se desarrolle la vivienda por completo, se hornearía para matar los hongos y evitar que sigan y que dañen el medio ambiente.

Las casas construidas con micelios podrían repararse solas.

No debemos olvidar,que es el inicio de un proyecto de la NASA que podría llegar a hacerse realidad o podría ser cancelado.