La ciudad ignorada del Amazonas que cambia la historia oficial

Un grupo de arqueólogos encontraron en el amazonas las ruinas de una antigua civilización, donde aparecen pueblos fortificados, con sus plazas, granjas, y carreteras.

El planeta sigue ocultándonos muchos lugares secretos, que atraen la curiosidad de arqueólogos e historiadores. Buscan pistas acerca de antiguas civilizaciones que habitaron antes que nosotros los mismos o distintos rincones que conocemos hoy en día.

En la profunda y silvestre selva del Amazonas, se toparon recientemente unos ochenta y un asentamientos nunca vistos o restos de una gran civilización compleja que podía albergar hasta un millón de habitantes.

Estos antiguos asentamiento se consiguieron descubrir gracias a las utilización un radar instalado en un avión y las imágenes conseguidas por satélite. Tras un vuelo bajo y la acotación del área del terreno, los arqueólogos verificaron el descubierto.

Las 24 excavaciones realizadas en la región brasileña de Mato Grosso, sacaron a la luz una compleja red de carreteras que se intercomunicaban, grandes poblados con sus fortalezas, construidos sobre montículos, con sus zanjas defensivas, sus plazas, una calzada firme y granjas.

Geográficamente se encuentra en el extremo sur de la selva Amazónica, donde esta selva da paso a la más seca sabana.

La Ciudad Perdida de Z y la Misteriosa Desaparición de Percy ...

 Este lugar geográficamente hablando, despierta una curiosidad especial ya que se encuentra en el extremo sur del Amazonas, donde la selva tropical da paso a la sabana más seca.

Alguno de los surcos tallados circulares encontrados llegaban a medir unos 400 metros de diámetro.

Están datados en la época precolombina que transcurre entre el año 1250 y 1500 antes del descubrimiento de América, tiempo en el que las selvas tropicales más grandes del mundo estaban repletas de gente modificando los bosques que les rodeaban.

 

Francisco Nakara, cuando ya estaba jubilado se dedicaba por vocación a estudiar  las imágenes obtenidas de los satélites de forma online, se percató por primera vez de las huellas circulares de estos movimientos de tierra.

En su apogeo este sitio pudo hospedar hasta un millón de personas. Es probable que las enfermedades llegadas con los explotadores esclavistas europeos, hicieran mella en esta civilización.

El bosque fue recuperando su terreno, engullendo estas obras humanas y en la actualidad la gran mayoría de la América precolombina se considera bosque virgen estando totalmente abandonado.

Todavía no se ha aclarado si estos poblados estaban unidos bajo la misma entidad política  y si formaban parte del mismo estado, pero si que tiene mucha posibilidad de que utilizaran la misma lengua, los idiomas Arawak, un lenguaje que utilizaron durante miles de años los indígenas.

Hay que sumar a otro descubrimiento mucho más reciente en el que el grupo de investigadores  encabezado por Jennifer Watling, que con un total de 445 excavaciones en el vecino estado brasileño de Acre apoyan la teoría de Monte Grosso.

 

En la parte alta del río Xingu, en la cuenca amazónica, unos arqueólogos encontraron restos de amplios caminos y docenas de poblados fortificados.

Todos estos grandes descubrimientos han estado ocultos en la frondosidad de la selva amazónica, hasta que llegó deforestación actual está destruyendo y sacando a la luz, mas hallazgos.