CURIOSOS GADGETS Y RECURSOS REALES DEL MUNDO DEL ESPIONAJE

Todos recordamos a Mortadelo y Filemón los famosos espías de la T.I.A y como no, al Profesor Bacterio con sus inventos, pues bien como si de un comic se tratase la verdad es que en el mundo del espionaje, todo debe ser oculto y secreto, para lo que se necesitaba ser muy ingenioso y siempre buscar nuevos dispositivos de ayuda.

Mensaje secreto en la calva

Suena de risa pero durante la Segunda Guerra Mundial un espía había conseguido burlar a sus captores, no por mucho tiempo, al esconder un código secreto en su nuca. El curioso hombre había ocultado el código secreto bajo su pelo, en el que había aplicado un tónico capaz de acelerar y hacer más grueso su cabello. Fue descubierto  mientras se afeitaba la cabeza y comunicado rápidamente a sus superiores.

En relación con el cabello, están los cepillos y peines

Tienda Espía VIP de Vigilancia y Espionaje - FACTORIA ESPIA ...

Podrían considerarse objetos muy sospechosos en la batalla contra el espionaje. Se empleaba muy a menudo para ocultar códigos en los dientes de los peines o los mangos de los cepillos de dientes.

También podían incluir cámaras y micrófonos se ocultaban en cualquier objeto, en un formato en miniatura como por ejemplo en bolsos, pero el tamaño de la batería era un problema que debía ser ocultado, por ejemplo, atado a una pierna o en la cintura.

El micrófono que se mantenía oculto en la aceituna de un Martini.

Este micro tan curioso fue fabricado por la CIA en los 60. Era una aceituna de plástico con un palillo a modo de antena. Se ideo para emplearlo en los bares de Moscú, pero no llego a ser muy útil, ya que las ondas sonoras eran desviadas por el líquido en el que estaba sumergido.

Transmisores ocultos en cajetillas de tabaco.

Ahora serían muy previsibles, pero en su momento fue un gran invento de los espías.

Los anillos

Uno de los gadgets de ocultación más versátiles, podían ocultar armas, veneno fotos, lo que se les ocurriera.

Seres vivos

También ocultaban sus sistemas de espionaje en seres vivos un claro ejemplo fue un proyecto de los años 60 en el que utilizo un gato al que se le implantó un micrófono, la antena se le había implantado en su cola y le colocaron la batería, como si se tratara de un robot. Este método fue muy utilizado por la inteligencia estadounidense. 

Siendo pionero el caso anterior, en el año 1966 se puso en práctica con un gato al que habían estado entrenando durante 5 años para observar a unos espías soviéticos que se encontraban en el territorio de los Estados Unidos. Fue la única vez que se practicó esta operación por resultar una perdida de tiempo y de recursos ya que duró tan solo unos minutos, cuando el  animal se estaba acercando a los espías fue arrollado por un taxi.

Usar un adulto como bebé

Parece de película pero en realidad según las crónicas de la época de la Revolución Francesa, un espía francés conocido como Richebourg, tenía una estatura que no superaba los 58 centímetros y llegó a la edad de 90 años utilizo esta técnica.

Debido a esta cualidad, se disfrazaba de bebé rasurándose por completo, cubierto con una manta y con un biberón se adentraba en las lineas enemigas en los brazos de alguna compañera que se hacia pasar por su mama. En otras ocasiones lo dejaban dentro de su carricoche cerca de los oficiales y guardias con el pretexto de que lo cuidasen mientras se iba a hacer un recado y así mientras intentar conseguir información de su interés.

Aunque parece mentira había que agudizar mucho el ingenio y utilizar cualquier tipo de recurso para intentar estar al pie del cañon y descubrir qué tramaban los enemigos. Algo que no dista mucho de la realidad ya que todavía existen espías intentando descubrir que traman los demás países y intentan pasar inadvertidos con el resto de la población.