¿CONOCES LOS GÉRMENES QUE HAY EN UNA SILLA DE UN HOTEL?

Al llegar la temporada de verano y poder disfrutar de unas merecidas vacaciones hay muchas cosas que preparar.  

Entre las labores que más planificamos son :

La amplísima lista de destinos, en cada uno de ellos los lugares de interés para visitar, tener en cuenta cuantos días nos podemos permitir disfrutar;  el presupuesto que podemos gastarnos, dependiendo de la duración del viaje, de tu forma de viajar y del destino; el vestuario que debemos meter en la maleta para el número de las y el tiempo que va a hacer y que época es en el destino elegido; reservar vuelos y estancia; prepara el itinerario; etc.

Si crees que eso lo único en lo que tienes que tener en cuenta  y de lo que debes preocuparte, vamos a abrirte un poco más los ojos .

Hay que protegerse de los gérmenes y las bacterias si no quieres que te arruinen el viaje tan esperado y que tanto a costado preparar.

Los aviones es un lugar infectado, pero no es en el único que debes protegerte. También deberias de preocuparte por todos los medios de transporte de los que vas a hacer uso, es el último y el primer sitio en el que hay que protegerse.

Llegas a tu destino, y el cansancio que va contigo a todas partes, después de las visitas, de ir de un sitio a otro, la temperatura ambiental los gérmenes del avión, todo  esto puede acabar estropeando tu viaje soñado.

Hay que mantenerte sano siempre pero en este momento mas, aunque ahora mismo no parece ser una tarea fácil. Si ya vas prevenido y protegido con la mascarilla, as de tener otras cosas en cuenta.

Llegas a tu hotel y te vas a tu habitación y te pones a deshacer la maleta.

Estás agotado de todo este trajín por lo que cansado decides sentarte un rato en la silla de la habitación, acabas de cometer un enorme error.

Las habitaciones de los hoteles tienen gérmenes a tutiplén. Hay virus y bacterias esparcidos por toda la estancia. Piensa que un hotel es la vivienda temporal de los viajeros como tú.

Puede parecernos que está muy limpio, pero no es así, ya que en ese habitáculo hay objetos que son muy difíciles de limpiar.

Por qué deberías tener cuidado al sentarte en las sillas de los ...

El objeto más infectado de gérmenes de la habitación es la silla, esa en la que te has sentado para descansar. Casi siempre están tapizadas en tela y las tapicerías son muy difíciles de sanear. Puedes estar seguro que no se lavan igual ni se desinfecta con la misma intensidad que las toallas o las sábanas. La de cama se muda continuamente, al igual que las toallas.

Las manchas en las sillas se frotan y limpian hasta que son eliminadas, pero los gérmenes que no son visibles se quedan ahí, pudiendo causar algún tipo de infección.

Es imposible saber cómo de aseado era el huésped anterior que estuvo en la habitación, lo más recomendable es ignorarla.

 Normalmente la usamos para colocar la ropa sucia, las toallas, la maleta o mochila, incluso los zapatos, así que imagínate los gérmenes que pasan por ahí.

Esa cantidad de tránsito de bacterias en ellas pueden provocar que haya chinches, contagiarte algún virus o provocar que enfermes.

Los patógenos viajan con mucha facilidad por la estancia cuando el personal está limpiando, que contradicción ¿no?.

Debes también prestar atención a los secadores de pelo, los edredones, alfombras o incluso el teléfono, que a pasado por las caras de muchas personas antes de la tuya.

Si eres una persona hipocondríaca, puede que después de leer esto decidas quedarte en casa.